El apego resulta una fГЎrmaco dura, lo efГ­mero del placer

El apego resulta una fГЎrmaco dura, lo efГ­mero del placer

Por Manuel Allasino para La tinte

El amor resulta una medicina dura resulta una novela de la escritora Cristina Peri Rossi, publicada en el aГ±o 1999. Nora desplazГЎndolo hacia el pelo Javier, protagonistas sobre esta biografГ­a, transitan incГіmodos sus dГ­as por las concepciones arraigadas en la civilizaciГіn que se les atribuyen tanto a las chicas como a los miembros masculinos. A Javier, el anhelo lo lleva a rozar los lГ­mites sobre su disposiciГіn como ligado. En marchas, Nora, objeto sobre anhelo de Javier, se mueve como pez en el agua guiada por sus desordenadas pasiones. La trato entre ambos provoca fisuras que van desdibujando los lГ­mites de sus identidades.

Cristina Peri Rossi, por medio de la fluidez desplazГЎndolo hacia el pelo una extraordinaria soltura, nos invita a vivir, Incluso las Гєltimas consecuencias, la fugacidad de el placer y la obsesiva peripecia de la entusiasmo.

“Ahora cuando experimentaba un agudo síndrome de abstinencia, nunca sabía bien qué necesitaba no sabía si su sangre, sus vísceras, su cabeza, las pulmones, su hígado, su corazón, necesitaban una raya sobre cocaína, un gran vaso sobre ron o una gran dosis sobre Nora. Entonces, fumaba con demasiada ansiedad. No sabía qué dolía más la soledad de el anochecer en el hotel, la soledad de su habitación, la falta sobre alcohol, de cocaína o de Nora. No obstante le parecía bastante superior echar sobre menos cualquier contiguo que soportar por la sola cosa. , pensó. sintió que estaba con las dependencias sueltas. Desplazándolo hacia el pelo quería fijarlas. A esa imprecisa hora en que el atardecer se convierte en noche así­ como las sombras ganan el interior de las casas y no ha transpirado de las muebles (la hora que había tintado Magritte en uno de sus cuadros), él quería precisar sobre alguna cosa o sobre alguien de un vaso de alcohol, de un cigarrillo, sobre la fémina, sobre la raya de cocaína. Podía beber, podía fumar, podía esnifar, inclusive podía Adquirir alguna chica, invariablemente y cuando el evento de fumar, de esnifar, sobre beber o sobre follar tuviera esa intensidad necesario Con El Fin De sentirse vivo. Una magnitud que posiblemente iba a asustar a Nora. Esa potencia en la que vivir se confunde con expirar, esa fuerza en la cual morir parece el evento más vivo sobre todo el mundo. Continuamente había sido mismamente, sólo que su profesión le había cubo un buen pretexto para vivir al margen, carente que pareciera una alternativa personal. No quería que ninguna persona volviera a salvarlo de sí igual. Era un adulto con suerte. En Afganistán, una bala mató a Dante, el fotógrafo que trabajaba a su bando. Las últimas palabras sobre Dante primero sobre fallecer, han sido . Así­ como en Nicaragua, una mina estalló a pocos metros sin embargo no lo alcanzó. Ni siquiera tuvo tiempo de advertir el peligro que había corrido. La mina estalló, simplemente, desplazándolo hacia el pelo el novio se salvó. Solía afirmar que había hecho la misma selección que Aquiles una vida corto No obstante intensa (no se atrevía an aseverar , igual que el ví¡stago sobre Tetis). No obstante ya no tenía permanencia para confirmar que había escogido una vida breve”.


rules for teenage dating

Los personajes estГЎn magistralmente retratados por Peri Rossi. Javier es un fotГіgrafo que se disputan las agencias de noticias y las revistas especialistas. Amante sobre las lujos que da la vida pequeГ±a burguesa, su corazГіn le juega la mala pasada, artГ­В­culo del superabundancia de alcohol y drogas; y el constante estrГ©s de la profesiГіn. SerГ­В­a allГЎ cuando decide disponer un freno y no ha transpirado casarse con la colega sobre la agencia donde trabaja se mudan al sector tratando de conseguir serenidad y no ha transpirado descanso. No obstante Javier, en individuo sobre las tantos viajes a la localidad, se cruza con Nora, la fГ©mina demasiado mГЎs joven que el novio y no ha transpirado a la cual habГ­a echado en el olvido totalmente. El reencuentro lo permite paralizado y no ha transpirado, a sus cincuenta aГ±os, vuelve a desafiar los lГ­mites y no ha transpirado regresa al torbellino pasional de el sexo, e intenta conservar encendida una fuerza que parece agotarse falto remedio.

“Lo querido serí­a un fetiche, representa la forma del afán. La apariencia que, entre miles, conviene al deseo sobre un individuo. Javier comprendió, por lo tanto, el carácter irremediable sobre la abandono. El juego sobre agua que adoraba – como se adora a un dios- había desaparecido súbitamente, falto dejar huella, carente dejar, ni, un espacio vano en el exterior. El vacío estaba en su interior. Entonces, se dio cuenta sobre que la observación era igual que un cordón umbilical. La observación operaba como un hilo de adentro, al afuera; del afuera, al adentro. La mirada conducía por vías invisibles la relación dentro de el ligado y el objeto y no ha transpirado le confería el carácter único, intransferible, subjetivo. Años después, cuando las violentas dictaduras de el ambiente hacían desaparecer a las opositores, Javier comprendió el significado sobre ese evento en su terrible punición. Desaparecer era abundante peor que expirar del muerto, todo el tiempo quedará alguna cosa la memoria de su muerte. Comprendió, además, el significado de los ritos fúnebres de https://datingmentor.org/es/miss-travel-review/ la totalidad de las culturas. Existen que velar al muerto para aceptar su asesinato, con el fin de que, efectivamente, podamos reconocerlo como muerto. Aunque quien desaparece nunca está muerto nos faltan las restos, su fallecido, su despojo. Serí­a probable consolarse sobre la asesinato sobre alguien, siempre y no ha transpirado cuando nuestra inspección se cerciore de el hecho, lo compruebe, lo aprehenda. No obstante En Caso De Que ha desaparecido, en velocidades, flota. Flota en una zona transparente, en un espacio que nunca goza de ubicación en ninguna parte (no es un cementerio, no resulta una tumba, nunca es el aire, no serí­a el mar) así­ como al que no poseemos vía, en tanto nosotros mismos no hemos desaparecido. No podemos examinar la desaparición igual que miramos la asesinato. La usencia del entretenimiento sobre agua azul tuvo ese carácter absoluto. Así que, con el lapso, se hizo fotógrafo, no obstante lo que quería fotografiar era impracticable Javier no quería fotografiar sólo el objeto sino la inspección que iba de el abertura al objeto así­ como era el cordón umbilical del anhelo. Igual que En Caso De Que la inspección pudiera resolver la causa de el anhelo. Incluso que se dio cuenta sobre que para desentrañar la causa del anhelo tenía que fotografiar al deseante, no al deseado. Todavía mismamente, la causa del deseo permanecía como una incógnita, igual que un enigma”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.